La estructura del muelle ensacado ofrece, además de todas las ventajas del muelle, independencia de lechos para cada durmiente, de modo que si alguien se mueve en un lado, el movimiento no afecta en el otro.